MOSAICO, 31-XII-014

Martínez Campos, 31/XII/014

GUIA

 

MOSAICO                                                     

Silviano Martínez Campos

LA PIEDASDC14760D, 31 de Diciembre. ALLÁ EN LOS lejanos, lejanísimos días de mi niñez en Rufina Bolaños Campos (el ombligo del mundo dicho sea de paso), había una costumbre, entre broma y en serio y creo más bien alguien la inventó para trambuluquear las mentes infantiles, con motivo del año nuevo. El instrumento y la técnica para detectar por dónde nacía el año, consistía en un utensilio lleno de agua, batea, cubeta o tina, y a hora conveniente, tal vez desde la madrugada y hasta el amanecer, clavar la mirada en el agua y por allí, por allí, era cuestión de buscarle, se veía por dónde nacía el año, en forma de nubecita. Yo por mi parte, nunca logré detectarlo. ¡Cómo han cambiado los tiempos!. En aquellas culturas tradicionales y creo que en todos los continentes, funcionaban hombres o mujeres con capacidades o facultades muy especiales, capaces de profundizar en el alma humana y supongo que también penetrar en los arcanos del  porvenir. Funcionaban y funcionan tal vez ahora y son los verdaderos “brujos”, no los brujos charlatanes del negocio que esquilman a incautos que se les acercan  para atisbar el propio, personal futuro. Y hay culturas, por muy civilizadas que parezcan, que en un gran porcentaje de su población, aún clases dirigentes, acuden a eso de los horóscopos, cosa que en tiempos pasados no comercializados, eran cosa seria y hasta hombres de ciencia acudían a ellos. Y ESO DE la bola de cristal para atisbar el futuro, no sé dónde y quien lo inventaría, pero por mi parte nunca he clavado mi fe en esos procedimientos y tal vez sea en mi una ignorancia defensiva. Donde sí clavo mi curiosidad y mi interés,  en la esfera electrónica, el globo terráqueo, pues, que se presenta con motivo de un acontecimiento, como los movimientos del clima cambiante (que en sus aspectos técnicos no entiendo gran cosa), o el mapa (o mapamundi) sobre un avión perdido, que culmina por lo general y desafortunadamente, con el encuentro de los restos en el fondo del mar o en una región montañosa de difícil acceso. EN ESTE SENTIDO, ya casi todos somos adivinos y vemos en la esfera electrónica el desarrollo de un acontecimiento y hasta nos atrevemos a pensar que de convenir a los intereses de las potencias sobrevivientes de la guerra fría, por allí andarán metiendo sus narices para sacar tajada en el complicadísimo ajedrez del mundo. Pretensiones de un poder mundial omnimodo, en todos los aspectos de la vida. Y algunos pensadores dicen que por más que se pretenda, el mundo ya no soportará poderes únicos (de alguna nación)  y la salida civilizada, esperanzadora, es la unificación humana, en lento proceso, cierto, a través de los instrumentos de que se dispone (ONU, Naciones Unidas, por ejemplo). EN ALGUNAS OTRAS cuestiones de la vida, no es tan difícil adivinar, sea con tina de por medio, globo de cristal o globo terráqueo cibernético. Y como decía mi amigo Refugio Molina (Cuco Molina) allá hará medio siglo cuando comenzábamos nuestro reporteo un grupo de incipientes periodistas en la ciudad de México en torno a un almuerzo con huevos molcajeteados: no nos hagamos pendejos, las cosas son así, y asá, etcétera. DESDE MI BOLA de cristal personal, veo las cosas más o menos así: me acojo (no me queda de otra, je je y je) a una opinión en el sentido de que una contingencia cancerígena no es necesariamente sentencia de muerte, y que la medicina moderna bien puede atajar a tiempo esas molestas contingencias. Y que el Seguro Social, a pesar de sus fallas “históricas” y presuntas dificultades actuales, a los mexicanos de mucho nos sirve y ojalá junto con el seguro popular y otras prestaciones sociales para la pobrería, no sólo se mantengan sino se fortalezcan para evitar que como en otras latitudes, se derrumben esos servicios rindiéndole culto al dio$ de e$te mundo (neoliberalismo, le dicen o un capitalismo que, aun cuando moribundo, sacude con sus coletazos a media esfera planetaria). MI esferita de cristal me dice que a punto de cumplir los ochenta de vida y los cincuenta de periodista (5 de enero y 15 de febrero, respectivamente), no todo fue inútil. A veces uno es muy exigente consigo mismo, más de lo debido. Pero en descargo, está uno condicionado por su origen social, su formación y desde luego por la misma marcha de su comunidad, su región, su país y el mundo, a lo cual estamos vinculados, y es una maravilla que así sea. Que La Piedad prospere mucho, pero no sólo con ejes viales y obras grandiosas al servicio del automóvil. Aunque no estará por demás atender tanto bache en avenidas y calles céntricas, donde aún en taxi, no se diga en camión, se revuelven las tripas del pasajero con tanto bailoteo de los vehículos. Que Michoacán encuentre su paz, la paz de fondo, hija de la justicia (o al revés, que es lo mismo). UN MEJOR AÑO para mis familiares, amistades, personas que me dan más de lo que merezco, para GUIA (padre Alfonso) mi tribuna desde hace 22 años. (www.silvianomartinez.wordpress.com ).

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s